Nuestros sitios de encuentros recomendados

C-Date

martes, 3 de abril de 2018

¿Es real el amor a primera vista?

Amor a primera vista
Muchas personas dicen haber sentido alguna vez una atracción a primera vista y es que en realidad sentir atracción por una persona el algo nada difícil, pero enamorarse a primera vista, es algo mucho más fuerte.

La ciencia del amor

Contrario a lo que muchas personas pueden pensar, el amor es una ciencia más que un sentimiento, una ciencia en la que el cerebro ordena y obedece a ciertas reglas. El origen de los sentimientos no se encuentra en el corazón, sino en la cabeza, todo gracias a una serie de combinaciones de reacciones químicas.

Es usual observar cómo algunas personas se quedan mirando fijamente a otras por su atractivo físico, ya sea porque tienen una bonita cara, un cuerpo esbelto y musculado, por una combinación de ambas circunstancias, o sencillamente porque algo les llamó la atención en el otro.

En las cosas del amor y en cuestión de atracciones de cualquier tipo es muy difícil dar una explicación racional, simplemente se trata de un sentimiento muy profundo o una ciencia muy variable. La única opción razonable que se puede manejar con respecto a este asunto es el hecho de que, seguramente, cada uno de los que estéis leyendo este artículo habréis experimentado alguna vez en la vida este extraño sentimiento.

Y es así, con esa primera impresión, como se llega el acercamiento e inclusive el enamoramiento. La pregunta aquí es, ¿cómo funciona todo este tema de la ciencia del amor?, ¿cómo puede alguien enamorarse a primera vista, si es que esto puede ser posible?.

La ciencia del amor, como ya se hemos apuntado, funciona a través de reglas determinadas por el cerebro, situaciones que nosotros mismos no podemos explicar. Lo que sí está claro es que este tipo de situaciones se dan debido a una información, tal vez genética, con la que ya se viene programado. Es algo así como una especie de instinto de belleza que, en la mayoría de las ocasiones, es generalizado, pues a la mayoría de las personas les parecen feas o atractivas el mismo tipo de personas.

Sólo en aspectos muy concretos de la fisonomía de una persona, cada cual tiene lo que se puede llamar su tipo ideal, y son precisamente estos aspectos los que hacen que nos sintamos fuertemente atraídos por una persona. La belleza es general, pero el sentimiento es muy personal e íntimo.

Científicamente se ha demostrado que determinar si una cara es bonita o no, es algo que puede lograrse en cuestión de una décima de segundo.

La fisiología del amor

Cuando a través de estos inexplicables sentimientos se elige a la persona que queremos amar, empiezan a funcionar otro tipo de indicadores fisiológicos. El amor hace que segreguemos una hormona llamada oxitocina, conocida también por afectar a una parte del cerebro que nos hace sentir alegría.

Esta hormona tiende a estar más asociada con la tranquilidad y la confianza, que con la pasión y lo salvaje. En el año 2008, en California, una universidad realizó un estudio en el que se explicaba la importancia de la hormona oxitocina, en concreto se explicaba el papel decisivo y fundamental que juega en el proceso del orgasmo, ya que aquellas personas que tienen facilidad para segregar esta hormona lo experimentan con mayor facilidad.

Amor, atracción, deseo, genética o psicología, lo cierto es que el amor a primera vista existe y es algo que casi todo el mundo ha experimentado alguna vez, a partir de ese momento serán las situaciones y circunstancias que nos rodeen las que faciliten o hagan desaparecer ese amor surgido de forma espontánea e incontrolada.

0 comentarios: