Nuestros sitios de encuentros recomendados

C-Date

viernes, 11 de mayo de 2018

La noche y la aventura esperan por ti

En la vida nunca es tarde para conocer gente, tener encuentros fortuitos y gratificantes que te hagan sentir que estás vivo y que te llenen el alma de nuevas experiencias que jamás imaginarías que te iban a ocurrir.

El amor, la pasión y las enormes ganas por conocer nuevas experiencias pueden descubrirse con Mis Quedadas, porque no solamente tienes esa posibilidad de transgredir los formatos y estereotipos establecidos por la sociedade, sino que también puedes poner a volar tu imaginación como quieras y desde dónde quieras.

Noche y aventuras

Al ritmo de la música


A ti siempre te ha gustado que te bailen al ritmo que te gusta y, más aún, si te gusta esa persona y te traes entre manos una relación posterior. Las discotecas, antros, festivales de música, estaciones de trenes, entre otras, son un verdadero portento de posibilidades para salirte con la tuya y disfrutar al máximo de tus deseos e instintos carnales.

Encuentros casuales pero seguros


El mundo de hoy a través de internet y las diferentes redes sociales, ha impuesto formas de exploración en la llamada Zona de Adultos que a la gran mayoría atemoriza, por cuanto puede haber factores de riesgo inimaginables. Sin embargo, con cierta prudencia y sabiendo manejar la situación, pueden resultar placenteras y seguras desde cualquier ángulo que se le mire.

Ir a una discoteca de buen ambiente, tomarse un café, visitar un Mall o centro comercial para conocer a una persona encantadora, puede convertirse en una experiencia gratificante que, a su vez podría tender a convertirse en una relación bien llevada y bien vivida.

El atractivo de lo desconocido


Para nadie es un secreto que lo desconocido llama nuestra atención siempre y es algo que nos conduce a imaginar cientos de cosas que podrían ocurrir, y te preguntas en ocasiones cómo será esa persona que te escribe, ¿será bonita, fea, sexy? En fin, todo ello definitivamente te lleva a querer saber más detalles y, lo más probable, es que desees una cita ocasional con esa persona y así dirimir esa incertidumbre.

Todos sin excepción sabemos del placer que produce un encuentro casual, despejar ese enigma que puede encontrarse detrás de esa persona y de lo que pueda ofrecer, ya sea como ser humano o simplemente durante una relación esporádica, si es que finalmente llega ese encuentro que todos anhelamos.

Vístete que te vas


Ya que llegamos a este punto, también podríamos toparnos con una gran decepción y que, después de haber mantenido un trato jovial y alegre a primera vista, a la hora de concretarse el tan deseado “Más allá” de la incipiente relación, nos veamos obligados a tener que mandarlos a hacer gárgaras por diversas circunstancias como por ejemplo: forma de ser que no nos guste, algo que puede darse en este tipo de relaciones; mal aliento u olor corporal, que a pesar de quizás ser una banalidad porque puede corregirse es importante en la hora de socializar; aspecto no acorde a lo esperado, o muy alto(a) o muy bajo(a), o no resultarnos atractivo(a), algo que acabaría de entrada con el evento; alguna oculta tara, que sea parte de su vida y difícil de ver a simple vista; o detectar cierta inmadurez para asumir la situación y que te hable de amores pasados, de su familia enferma o las crisis que ha atravesado, conversaciones que evidentemente arruinarán cualquier tipo de encuentro.

Si te gusta, repites


Todo lo contrario sucede cuando aciertas de forma abrumadora en la selección del encuentro, objetivo o “evento turístico”, por definirlo de alguna manera, en el que esas ganas y emociones vividas te motivan a querer encontrarte nuevamente con esa persona que dejó marcado en ti desde su aroma, jovialidad y trato, hasta un final de velada memorable, hechos que te obligarán a dirigir nuevamente tu atención hacia una repetición de la jornada, pero ahora siendo quizás más fantasioso(a), por cuanto la vida es corta y no hay mucho tiempo que perder y terminar prendado de gente que ni siquiera te valora. Así que ármate con tu mejor sonrisa, estilo, espontaneidad y ganas de vivir para que siempre tengas la certeza de que tus encuentros serán placenteros y dignos de una segunda oportunidad.

0 comentarios: